sábado, 3 de septiembre de 2011

De fiestas: La Feria Franca de Pontevedra

La Feria Franca de Pontevedra, no es otra cosa que una masa ingente de seres humanos disfrazados de siglo XVI, al más puro estilo medieval. Se basa en el privilegio concedido por el Rey Henrique IV en el año 1476 en virtud del cual se autoriza la celebración de un mercado libre de impuestos de un mes de duración -quince días antes y quince días después del 24 de agosto-, festividad de San bartolomé.
En la actualidad, se ha desvirtuado bastante, pues el publico no sabe ubicar correctamente la fecha, o, simplemente no se ha molestado en investigar un poco las vestimentas típicas de la época. De esta forma, lo mismo vemos a un caballero medieval, que a una camarera tirolesa de finales del siglo XVIII. Pero lo importante es la intención, que no es otra que la de pasárselo bien, en un entorno que se transforma sustancialmente, ocultando de la vista cualquier elemento moderno, en la zona de celebración, e incluyendo atrezzo a lo largo de toda la ciudad -y sobre todo en la zona monumental-, para que los visitantes se embeban más en su papel de bandidos, vendedores, granjeros...

Y los que tenemos la mala suerte de vivir en el centro de esta ciudad, una vez más nos veremos sometidos a ruidos, destrozos, suciedad, calles cortadas, inexistencia de aparcamientos, y, en definitiva, la falta de previsión y la desorganización a los que nos tiene acostumbrados este alcalde.
Hace un par de semanas, las fiestas de la Peregrina, con atascos kilométricos, y horas para encontrar una plaza de aparcamiento en la otra punta de la ciudad,  amen de las broncas, ruidos, roturas y suciedades que acarrea, con un servicio de limpieza al borde de la huelga y, a todas luces, insuficiente. Ahora la feira franca. El resto del año, las fiestas de Campolongo, con mas cortes y ruidos y atascos,  obras, rotondas, los muertos del alcalde (triquipunes o limitadores ilegales de velocidad a base del incremento en la elevación del asfalto), peatonalizaciones masivas sin descenso del coste del impuesto de circulación (si hay menos espacio para circular, que cueste menos el citado impuesto seria lo justo, ¿no?), eliminacion intencionada y abusiba de plazas de aparcamiento publico en pro de zonas de carga y descarga, jardines innecesarios que luego no se mantienen, instalación de mobiliario público absurdo como sillas a medio metro de la calzada donde poder respirar el humo de los escapes a gusto...

Así que, desde este humilde blog, pido a los asistentes a la feira franca, un poco de concienciación con los que no tenemos otro remedio que vivir en este pueblo. Recordad que esa botella que abandonas en cualquier sitio, molesta lo mismo que si fuese delante de tu casa. Aguántate un poco y no te mees en mi portal. No tires latas de bebida en el buzón de la publicidad. No hace falta, -de verdad-, que cantes a las 5 de la madrugada: Ya tengo radio. El coche tiene mas velocidades que la segunda. prueba a poner tercera y veras como haces menos ruido. Y no pites. ¿Para qué pitas? ¿No sabes que en núcleo urbano no se puede pitar? Si te molestan, llama a la grúa, que para eso está. Y si has dejado a alguien, ya te has despedido, tampoco es necesario el pii-pii según arrancas. Si te has olvidado la espada a juego con tu disfraz, no arranques una rama del árbol. Que ya es feo de narices, como para dejarlo pelado.

En definitiva, pásalo bien, pero no molestes, coño.

6 comentarios:

  1. Querido vecino: adivina quién escapa todos los años durante el finde de la Feira Franca hacia tierras norteñas por absoluta incompatibilidad con la "masa ingente". Y un disgusto que te voy a dar: para un pontevedrés de toda la vida, ni tú ni yo vivimos en el centro, que lo sepas, como lo oyes, me lo dijeron una vez en el trabajo cuando dije dónde vivía. "Eso no es el centro" me respondieron con desprecio. En fin, saludos desde tres portales más allá.

    ResponderEliminar
  2. Que disgusto... ¿Como que esto no es el centro? pero entonces esto...¿qué es lo que es? Que si pones "Centro ciudad Pontevedra" en google, la calle viene en el mapa, no me asustes. Anda que va a resultar que vivimos en el extrarradio y no lo sabíamos.. jajaja Vale: Di tú que este centro, es menos centro que los que viven a 50 metros del zara, pero vamos, los que estamos a 450 metros también vivimos en el centro... ¿no? A ver como me duermo yo esta noche. Verás...

    ResponderEliminar
  3. Pero lo que mas me disgusta es esta pseudo-envidia que me amenaza al leer lo de que te "escapas para tierras norteñas". Ahí, haciendo daño... Que mala persona.... ;-D

    ResponderEliminar
  4. Pues claro que es el centro, que yo a Zara llego en 7 minutos (si hay rebajas, en 6) jajajja, pero a mí me decían que YA no era el centro. Y yo soy del norte, amigo, la tierra siempre tira. Bicos

    ResponderEliminar
  5. respecto al vestuario, estoy de acuerdo con el descontrol de épocas en la feria. pero a mi me gustaría tener una fuente fiable de realmente conocer como era la vestimenta de la época... ojo!!! y no de princesa.
    apertas

    ResponderEliminar
  6. Pues si lo que buscas es una fuente fiable, este no es el lugar adecuado.. xD Pero Google, -ya que las enciclopedias sólo se usan para hacer bonito-, imagino que al menos, nos dará una idea bastante próxima...o no. pero por intentarlo. Aunque claro, ya si eso, p´al año que viene...;-
    )

    ResponderEliminar