jueves, 23 de junio de 2011

De Mujeres

Siempre he creído, -y cada día más-, que si las mujeres gobernasen, no hubiésemos llegado a esta situación económica en la que nos encontramos.
De alguna manera, las considero mucho mejores administradoras que los hombres.
Sí;  los hombres seguramente también sabemos administrar lo económico muy bien, pero quizás nos fallan las preferencias, el egoísmo, la ambición...
Al menos, hay menos datos en cuestiones político-económicas, de mujeres imputadas, corruptas o encarceladas, por meter la mano en la caja.
Y como al final siempre queremos tirar de los datos, ahí queda eso.

También es cierto que a las mujeres, -es una sensación que tengo-, les importa más la parte humana. La sentimental. Tienen más en cuenta a los demás a la hora de tomar una decisión. Si quienes nos gobiernan aplicasen sólo un pequeño porcentaje del "sentimentalismo" que derrochan las féminas,  en sus decretos, quizás ahora no estaríamos reclamando una democracia real, y un estado de bienestar que sólo hemos tenido de forma virtual y en épocas de bonanza económica. Y me refiero a que un equipo de gobierno, tendria que estar formado por un 80% de mujeres como poco.

¿Y que me decís de lo laboral? En lo laboral, -y lo digo teniendo por jefa a una persona a la que le deseo una gastroenteritis perpetua, me encantaría, ver llegado el día, en el que la reforma del convenio que tenemos congelado desde hace casi 3 años, lo discutan única y exclusivamente mujeres. Tanto por parte de la patronal, como por parte de los curritos.
Por que estoy convencido que lo primero que se solucionaría seria el tema de la conciliación familiar-laboral, cuestiones de horarios, turnos, y cuestiones afines.
Y por supuesto,  se acabarían las diferencias sospechosas entre los sueldos cobrados desempeñando exactamente las mismas tareas en los mismos horarios con la misma antigüedad.  

Quizás el cambio que estamos pidiendo a gritos, tenga que hacerse desde mucho mas lejos de lo que tenemos en mente...

lunes, 20 de junio de 2011

De verdades como puños

En una sociedad, donde la pizza llega antes que la policía, los mejores pintores llegaron a serlo después de muertos, y donde está demostrado que los acreedores tienen mejor memoria que los deudores, solo cabe una salida: Defenderse.
En ocasiones, como dice el tópico, la mejor defensa en un buen ataque. Pero yo soy de los que prefiere alejarse de las hostilidades, de las frases copipasteadas y absurdas que se pegan en las redes sociales para auto-inculcarse un sentimiento, que en el fondo sabes que no tienes de forma natural, o de los avisperos que viven y se retroalimentan de nuevas glorias, intentando amordazar esa vocecita interior que, en el fondo, les pide que todo vuelva a ser como antes. 
Como decía la hierbas: "dialoga con tu miedo".
Si lo ignoras, se irá cargando en la oscuridad y un día saldrá para comerte.

Me decía un amiguete con el que salgo de vez en cuando a hacer fotos nocturnas por el planeta adelante, entre profecía y profecía, que cree que yo también tengo esa vocecita interna, y que está convencido de que si tuviese la oportunidad, desearía que todo fuese como antes.
Algunos de mis amigos, a pesar de todo, creen que al menos debería de valorar esa posibilidad.
Pero mi vocecita y yo somos colegas. Charlamos mucho. Y hemos llegado a la conclusión de que, al igual que la señora del anuncio del detergente nos gusta tanto esta nueva etapa, y está siendo tan novedosa, productiva, atractiva, emocionante, divertida, intensa, ecológica, sincera, y...un montón de cosas (buenas) más, que no lo cambio ni por dos pasados. Ni por un millón de ellos.
Es cierto que todos tenemos borrones en nuestro historial -y a mi me han tirado con el bote de tinta, directamente-,  pero con el tiempo mejoras la lera, y escribes sobre papel satinado.
Cuando crees que ya lo sabes todo, lo siguiente se llama "¡¡¡ Zas, en toda la boca !!!"

Que cosas se le vienen a uno a la cabeza antes de meterse en cama...

jueves, 9 de junio de 2011

De esperas

En apenas un mes, estaré pedaleando a 500 kilometros de casa. Posiblemente acompañado únicamente por mi "yo interno". Ese "yo" al que hace tiempo que no puedo sacar de su caja por falta de tiempo.
Diez enormes días de vacaciones en los que me recorreré -también ;-D - media España con dirección al norte.
Con una preparación física de risa, con los repuestos justos para verme en algún pequeño apuro y poder contarlo, con mis alforjas, mi bici del carrefur de cien euros, pero eso si, con ganas de dejar atrás a mi tan apreciada rutina, el atasco de las dos de la tarde y los graznidos, borderios, insultos y humillaciones de mi jefa.

Estoy tan convencido de que el trayecto, -valla bien o mal-, será tan enriquecedor, que no voy ni a plantearme objetivos máximos. Con hacerme mis 60-80 km diarios, voy servido.
El mp3 bien cargadito de cantos gregorianos para el descanso, y ritmo no desquiciante para la ruta, y pelotazos de calorías en forma de leche condensada y chocolate blanco.
En lo único que no voy a escatimar, será en pilas, pues el único aparatejo que me llevaré será el movil: Por si los accidentes, el GPS, el MP3, el tracker, la información en web, las fotos...
De hecho, he preparado la parte superior de la alforja para alojar un cargador solar que produzca la corriente necesaria para alimentar o cargar el móvil.
Las luces de la bici irán cargadas de casa y aguantarán perfectamente una semana, a razón de un par de horas o 3 cada día.

Es totalmente imprescindible para mi continuidad como persona,animal o cosa que realice este trayecto. De lo contrario, lo mas probable es que no tarde mucho en ir al trabajo acompañado de un lanzallamas. Y esa idea me preocupa ligeramente.

 Todavía no he decidido si mi punto de partida será Salamanca, Zamora, Valladolid...la distancia más o menos es la misma. Supongo que todo dependerá finalmente del precio del billete del autobús para mi y para mi bicicleta.
La maquina se ha puesto en funcionamiento. A ver que sale de aquí.

viernes, 3 de junio de 2011

De madrugada

La madrugada lo envuelve todo  de...oscuridad. Es lo que tiene.
Pero existen determinadas personas humanas en este burbujeante planeta ovoide, a las que la oscuridad de la noche, los despierta más que el día. Yo podría ser una de esas personas humanas.
El dia simplemente me aburre. Siempre es lo mismo: Ruido, ajetreo, compromisos, trabajo...
La noche sin embargo es silencio, tranquilidad, reflexión, sosiego. Y se empieza por aquí, pero se termina sonriendo ante los miles de lucecitas parpadeantes que componen la ciudad vista desde muy lejos, en lo alto de la montaña.
Brisa suave que se agradece, temperatura cálida, media docena de grillos, algún búho...
Yo tendría que vivir en un lugar así. A diez minutos del centro, como dicen los carteles del Ikea.

La madrugada además, permite reducir el ritmo de funcionamiento de nuestro cuerpo, cerebro incluido. Eso nos aleja de la parte consciente y nos acerca, a la parte onírica que todos incluimos de serie.
Quizás sea ese el motivo de que por la noche aumente la creatividad.
Dicho sea de paso, por el día tampoco tenemos mucho tiempo para pensar en si tenemos creatividad.

Por la noche, en lo que a mi me toca,  noto como me salen cientos de ideas, proyectos,  y planes que en su mayoría nunca llevaré a cabo al no tener el día más de 24 horas.
El listado de temáticas por llevar a la fotografía ha aumentado de tal forma, que he tenido que comprar un a-z para mis recordatorios: Realizar una serie sobre tal cuestión con imágenes de tal tipo en tal estilo. Finalizar la serie que acabaré titulando "inacabada" en un lejano intento por emular a Schubert. Ampliar tal imagen que tanto me gusta y tan chula me quedó, para convertirla en un tapiz de 1.20x50.Subir una serie a Flickr que la otra ya está muy vista. Despedirme de los compañeros de curso on-line a través del foro.

Me gustaría tener el don de la obicuidad para poder disfrutar del panorama del acuario, mientras edito unas imágenes con el pc, y tomo unas fotos con eternas duraciones de exposición, mientras escucho ese CD que todavía no he sacado de su caja..
Pero la noche sólo tiene 12 horas. Y encima, en algún momento habrá que dormir.
De entrada, mañana habrá que ir a comprar un test de NO3, Ph y Kh. Y ver si existe el ansiado MDC (Método de desequilibrio controlado). Pinta interesante el libraco Trata sobre las plantas acuáticas, y su uso como catalizador para contrarrestar cualquier desequilibrio, y evitar algas, plagas, toxicidades, etc, sin emplear química artificial. Es como un manual de instrucciones para librar batallas con determinados seres pluricelulares o no. Mejor que eso: Es como ser espectador de una leeeenta batalla donde nosotros estamos en el equipo de las plantas, y nuestros competidores son muchos: Algas, alteraciones químicas que provoquen acidez en el agua, sobrepoblación,, desarrollos...
Por ejemplo:
Si los fosfatos bajan, es que las plantas no se alimentan bien. Si las plantas no se alimentan bien, suben los nitratos. Si suben los nitratos, baja el Ph del agua. Si se baja el ph del agua, los peces pueden enfermar. Si enferman los peces, se alimentan menos. Lo que produce mas nitratos, que se convierten si existe demasiada luz en una explosión de unicelulares tiñendo el agua de una niebla verde y espesa.
Este libro ayuda a jugar con todas las herramientas de las que disponemos para que ayudemos a unos o a otros equilibrando el acuario. Mas allá de la quimica y los complejos filtros ultravioletas, resulta que las algas unicelulares se combaten con algo tan simple y barato como es...la ausencia de luz.
Aunque si hacemos una doble lectura y substituimos "nitritos" por "amor" y "nitratos" por "complicidad", nos sale un acuario cristalino en lo personal.
Seguramente lo lea por la noche. Es cuando mejor me concentro. Mientras vigilo de reojo a los plecostomus ("plecos" para los amigos).

Pero no tengo el don de la obicuidad, por lo que tendré que hacer las cosas de una en una.
Que ánsias.

miércoles, 1 de junio de 2011

De movimientos sociales

Así reza una de las proclamas de los movimientos sociales que por estas fecha,s -y esperemos que durante mucho tiempo- se oyen y se leen.
Realmente, calificar de "movimiento social" a una acción en masa, es correcto, pero quizás, -puede ser sólo una sensación que tengo-, se está tratando de desvirtuar su significado, inyectando miles de ejemplos menos importantes de movimientos sociales, con la intención de que este sea uno más del montón. Para restarle esta gran importancia que tiene.
Evidentemente, es muy complicado que en todos y cada uno de los pequeños matices que se reivindican a  través de "Democracia Real" o el "movimiento 15M", -llamémosle como mejor nos apetezca-, todos estemos de acuerdo. Como en el tema del castigo político a quienes gobiernan, no teniendo claras las diferencias entre votar en blanco, voto nulo, etc. Que sí, que la intención es la que es: Decirle a la sociedad política que están ahí por que nosotros queremos que estén. Y que están ahí para representar nuestras ideas. Y que estarán ahí, durante el tiempo que nosotros queramos que estén.
Pero la forma de lograr ese objetivo común, quizás se ha disuelto entre demasiadas formas diferentes de intentar lograrlo, dando como resultado final...lo que tenemos ahora.
Qué se le va a hacer.
En cualquier caso, este tipo de iniciativas tendrán que continuar e intensificarse en el tiempo y en las formas.
Habrá que lograr una unificación todavía más poderosa.
Valorar esos pequeños detalles que ayudan a priori, como es el que un ayuntamiento facilite determinados recursos (agua, aseo, comunicaciones...) a los movilizados, pero sin perder de vista que una vez controlados estos procesos básicos, estaremos nuevamente a su antojo. Es de agradecer la ayuda, pero es necesario continuar siendo autosuficientes.
La política se creó con la única intención de establecer un orden social, y ahora estamos esclavizados por nuestros ordenantes. Una cosa es tener iniciativas, otra cosa es llevarlas a cabo sin nuestro consentimiento.

En lo económico, se nos ha ido todo de las manos. En parte, por que hemos confiado demasiado en nuestros representantes, a quienes hemos acostumbrado a hacer lo que seguramente. -y salvo determinadas excepciones-, creían mejor para nosotros.
Pero si en un momento determinado no estamos de cuerdo, habrá que modificar lo que nosotros creamos oportuno. Y seguro que cualquier cambio requiere de tiempo. Eso lo podemos llegar a comprender todos sin haber estudiado demasiado. Lo que no toleramos es que una triste minoría política y/o económica, se niegue a realizar los cambios que solicitamos.
Nosotros somos el pueblo. El pueblo es quien decide. Y esto va mucho más allá de cualquier bandera política, clase económica, social o deseo personal.
Somos una comunidad que debemos de procurar lo mejor para nosotros y los demás, a partes iguales. No somos mejores que nadie. Ni tampoco peores.
El fondo es simple y se llama egoísmo. Los egoístas sólo buscan ser mejores que los demás. Tener más que los demás. Mandar más que los demás. Son los que siempre lo estropean todo. Y no pretendo que se confunda "generosidad" con "regalemos todo lo que tanto trabajo nos ha costado conseguir". Todos sabemos aun sin necesidad de explicarlo como si fuésemos gilipollas, lo que quiero decir:
Ser coherentes. Saber donde está el bien y el mal. Frenar si nuestros deseos van a provocar cualquier tipo de daño o malestar -sea del tipo que sea- a los demás. Todo en esta vida se puede lograr por las buenas. por las malas, siempre habrá alguien que es mas cabrón que tu. y si no, nos sumaremos muchos. La palabra "sociedad" todavía tiene un gran significado, aunque no se le de el uso para el que fue concebida.
Aquí, la acampada de la Puerta del Sol en Madrid.