miércoles, 1 de octubre de 2014

La entrada 107 y la homofóbia cotidiana


Os pongo en  situación

Una amigo (ahora mismo con el prefijo ex-, al menos hasta que suplique disculpas, cosa poco probable), me envía una solicitud de amistad a través de Facebook. A pesar de que algunas de las personas con las que se codea no son de mi agrado, precisamente por cuestiones homofóbicas -entre otras-, acepto.

Pasan algunos meses sin demasiada reciprocidad entre nuestros respectivos muros, mas allá del clásico me gusta.
Esta persona, para que os formeis una idea, casado, rondando los 40,  padre de al menos dos criaturas, copipastea en su muro todos los días, frases y breves gracejos para, como efectivamente él mismo indica, alegrar el día a quien tenga la oportunidad de leerlos. No son suyos, pero ha mencionado la fuente en más de una ocasión.

Hasta aquí todo normal.

Lo complicado llega cuando decide copipastear la entrada 107, donde se puede leer, y cito textualmente:


107)me voy a meter en el armario. Me he dado cuenta de que fuera está lleno de maricones.


Algunos comentarios donde se lee apenas "jojojojo", o "jajajaja..."y mi respuesta a tan inexplicable promoción homofóbica, donde X es el nombre del protagonista

"Homosexuales, X. Maricones es despectivo."

Al rato, su justificación


"Andrés, fíjate en el numeral. Me limito a copiar, a diario, las frases que ha recopilado un tal teniente coronel Roselló, para animar el día a quien las lea. Y tengo que hacerlo de forma literal.De todas formas, y aunque opino como tú, el diccionario de la RAE no lo describe como despectivo si no como vulgar.Un beso, CariEditado para corregir el apellido del teniente coronel. Puto !%@ corrector...."



El que alguien del ejercito escriba chistes sobre homosexuales no es nada nuevo. Todos sabemos como se las gastan en cuanto a homofobia, dictadura y machismo por esos regímenes, hasta el punto de ser portada en informativos y medios de comunicacion.

Lo duro es que provenga de alguien que dice ser tu amigo, se autoproclame tolerante....pero haga chistes de maricones, con argumentos tan peregrinos como que "...tengo que hacerlo de forma literal...". ¿Quizás le han ordenado hacer eso y de ahí que tenga que hacerlo...quién sabe.
Además, "...la Rae no lo describe como ofensivo, sino como vulgar".
Ahh.. Pues mucho mejor todo. Incluir descripciones vulgares refiriéndose a homosexuales lo justifica todo también...
No pasa nada. Es posible que en mi anterior respuesta no hubiese entendido la molestia supina que me ocasiona leer algo así de una "amigo".
Lo dejo un poco mas claro en mi siguiente respuesta


"Supongo que es una justificación de la gracia que otros te ríen. No puedes opinar como yo, y aun así, copipastear chistes de maricones amparándote en el "yo no fui, fue otro" . Nada tan sencillo como dejar de ser literal o saltarse esa frase..."


Con esto dejo constancia de mi malestar y mi punto de vista al mismo tiempo.
Su respuesta


"Si dejo de ser literal con la 107 porque a ti no te gusta, y con la X porque a otro no le gusta, al final no pongo nada. Y a mi me gusta ser fiel cuando estoy copiando algo, y citar la fuente. Eso es lo correcto. Me parece que estás sacando de quicio un chiste sin más valor. Y el primero que pongo sobre este tema, por cierto.Por otra parte, desconozco cómo puedes saber lo que opino.Y ya que no estás siendo agradable ni constructivo, yo tampoco tengo por qué serlo pongo en mi 'muro' lo que me da la gana. Yo no he ido al tuyo a juzgar lo que pones. Un saludo;"



Claro: como cita la fuente y le gusta ser fiel cuando copia un texto (digno de un premio Cervantes), todo excusado. Ancha es Castilla.
Que he citado la fuente y he sido fiel ¿eh?
Cómo no me dí cuenta antes....tontolaba soy.

Además, es el primero que pone humillando al colectivo homosexual...entonces se le perdona.
En cuanto al pasaje "....Por otro lado no se como puedes saber lo que opino...", teniendo en cuenta que fué él, quien hizo referencia al mundo de las opiniones ajenas, y yo solo un apunte de algo que él mismo escribió una frase antes, me resulta chocante que se olvide en apenas 4 lineas de lo que él mismo escribió.
Finalizan indicando que no he sido agradable ni constructivo, (aunque he aportado una opción paralela, indicando la sustitución de maricón por homosexual, que no varia el sentido del gracejo y encima es menos peyorativo).
Supongo que lo que quería decir, aunque lo ha disimulado mal, es que, "el muro es mio y hago lo que me da la gana y si no te gusta, ahí te jodes".
En esta respuesta, ha dejado muy clara, -cristalina, de hecho-, su forma de pensar. Más incluso, de lo que él mismo se imagina.

De nuevo, mi respuesta

Bien, nada más que decir. Si te defines homofobo tu solo, sobran comentarios adicionales. Un saludo.

Como no podía ser de otra forma, le gusta dar una vuelta mas de tuerca e intentar exprimir lo que ya no tiene jugo, comentando


 httplema.rae.esdraeval=maricon Y no sé dónde me he definido como homófobo. Sólo he copiado una cosa, como todos los días desde hace 107, afirmado que lo más correcto si copias es ser literal y citar la fuente, y reivindicado mi derecho a escribir en mi 'muro'. Pareces de esa gente que entra en los sitios sólo a meter bronca.Un saludo;



Nada nuevo en el paraiso. Cuando no tenemos argumentos, lo mejor es repetir lo que ya se ha dicho.
Cuenta chistes de maricones (el lo llama "copiar una cosa"), encima los justifica, pero añade que no sabe donde se ha definido como homofobo.
Lo de entrar en los muros ajenos, teniendo en cuenta que fue él quien me invitó, imagino que para participar en sus publicaciones, que es el único objeto de agregar amigos en Facebook, sobran comentarios.

Con la misma, decidí desagregarlo de mi grupo de amigos y que él y sus amigos pudiesen seguir debatiendo las justificaciones para publicar chistes sobre colectivos desfavorecidos.
Quien sabe, quizás pronto nos regale algo sobre el maltrato de genero. Y con un poco de suerte, quizás lo justifique. Total, qué mas da un colectivo desfavorecido, que otro, ¿no?
Espero no tener que verlo nunca siendo portada en un informativo.

Una vez desagregado, mi única forma para comunicarme con el  y responder a su ultima frase era por un mensaje privado, donde no puedo ser literal (por que era privado y de alguien así uno se puede esperar cualquier cosa), pero básicamente le decía que, use el argumento que use, contar, divulgar o justificar chistes de maricones le convertían en mala persona.



EL RESUMEN
Actitudes como esta, tan aceptadas entre la sociedad, revelan que todavía queda mucho por hacer.
El que la humillación por cuestiones de orientación sexual sea vista con tarta normalidad (en este caso por el protagonista y sus amigos del facebook), y encima se pretenda justificar una acción como la descrita, de una forma tan cínica, con un simple "puedo llamarte maricón por que lo pone la RAE", o "yo no fui, solo lo copié", deja patente la necesidad de educar desde muy pequeños, en la diversidad, mas que en la tolerancia.

Tolerar es "aguantarse con".
No me gusta tal cosa, pero "la tolero" (o, me aguanto).

Yo no quiero que me toleren. Lo que quiero es recibir el mismo trato que existe entre heterosexuales. Ellos no se toleran. Simplemente...coexisten.

Mención especial para todos aquellos seguidores de la breve discusión y que con sus me gustas jaleaban en silencio en favor de quien estaba perpetrando una falta de respeto por cuestiones de orientación sexual.
Y a todos aquellos que, aunque leyendo y desaprobando, no hicieron nada.
Con un caldo de cultivo así, (los que faltan al respeto, los que transigen, los que aplauden pero no dicen, los que callan...), las generaciones venideras que serán educadas por todos ellos, harán mas difícil todavía la convivencia.

¿Cuantos de vosotros habéis hablado de este tema con vuestros hijos?
¿Cuantos les habéis preguntado su opinión, o les habéis dicho que no tiene nada de malo que dos chicos o dos chicas se quieran exactamente igual que un chico y una chica?
¿Cuantos de vosotros habéis contado chistes de maricones ante ellos?
¿Cuantos de vosotros conocéis a ciencia cierta la orientación sexual de vuestros hijos?

No hablar con ellos a tiempo, dar por hecho la heterosexualidad  o despreciar en cualquier forma la homosexualidad ante ellos, nos traerá adultos como el protagonista de esta entrada: Homófobos que justifican sus acciones con argumentos cínicos y peregrinos.
Nada bueno...

Es por eso, por lo que un chiste de maricones, nunca es solo un chiste de maricones.

No te cortes y deja patente tu disconformidad ante quien quiere hacerse el gracioso menospreciando a cualquier colectivo por cuestiones como estas. Tu silencio ante la homofobia, nos afectará a todos. Incluso a los tuyos.


viernes, 7 de febrero de 2014

Una vida salvada

Él no lo sabe, -o eso creo-, pero una vez, me salvó la vida.
La vida emocional, digo.
Hace un puñado de años, los azares de internet hicieron que nos tropezásemos, y además, que congeniásemos.
Uno de mis mas oscuros momentos en la vida, a las pocas semanas, se convirtió en algo totalmente distinto y lleno de luz.

Pocas personas, -lo dije una vez y lo mantengo-, llegan a tu vida, se convierten en tus amigos, y simplemente por eso y por su actitud totalmente desinteresada en el plano más sincero de la definición, les debes la vida;
Por que te escuchan, te comprenden y te abrazan. Física y sobre todo, emocionalmente..

Cuando alguien te respeta, y además admira determinadas facetas e ilusiones de tu vida siendo totalmente recíproco el sentimiento, el interés desinteresado, y yo qué sé cuantas cosas mas al huso, la palabra "amistad" cobra un significado que pocas personas entienden.

No es "un amigo". Es "EL AMIGO".
Lo más cercano a tu pareja, pero sin sexo.
Incluso es factible describirlo en ocasiones como "la persona de mas confianza por encima de tu pareja", entendiendo bien esta descripción que acabo de mencionar. Cada cosa en su sitio.

El azar, a su vez, ha hecho que él se tenga que ir lejos, para vivir su vida en pareja, lograr ese trabajo que tanto escasea en estos decadentes momentos de la historia, y disfrutar de sus nuevos amigos y parajes.
No puedo evitar sentir un poco de envidia hacia esos casi todos desconocidos nuevos amigos que desde sus palabras de elogio constante, lo disfrutarán mas que yo, desde la distancia.

Supongo que en el fondo, este egoísmo privado que me invade es razonablemente positivo. Imagino que el trasfondo se debe a mi deseo de no perder ese contacto con el que nos frecuentábamos alrededor de una mesa repleta de pimientos de padrón, chipirones y zorza, haciendo jocosos comentarios sobre el personal de servicio en el local de turno.

O pasar veinticuatro horas ininterrumpidas planeando las ocho imágenes que nunca ganaron aquel concurso.
O poner nuestros cuerpos serranos a remojo en unas termas al aire libre bajo la influencia lunar o las inclemencias meteorológicas.
O subirnos en el cochecito de policía infantil de monedas de un centro comercial...

Sí, Barcelona no queda tan lejos de Pontevedra...pero sí lo suficiente como para no poder realizar visitas sorpresa para simplemente tomar un café y hablar de nada en especial.

Ah... Barcelona.
Una vez, hace cosa de veinte años, pasé por allí. Me tomé un café y continué hasta Sitges, donde pase tres días.
Ahora tenemos aviones, y buenas carreteras, pero también tenemos  veinte años mas, y otras responsabilidades, trabajo, pareja...y nada es tan sencillo como entonces, cuando decidías sin mas hacerte 984 kilómetros para tomar un café.

-"...volveré." Ha comentado en varias ocasiones.
Y yo le creo. Y estoy convencido de que el reencuentro, mas allá de las visitas vacacionales de turno, será conmovedor.
Pero ahora se va.
Por que se tiene que ir. Es necesario. Tampoco querría, -si de mi dependiese esa decisión-, que se quedase.  En su lugar y circunstancias, yo haría lo mismo...
Bueno, no. No lo haría. A mi me falta ese punto de coraje que él sí que tiene para tomar este tipo de decisiones. Eso marca la diferencia entre los que triunfan y persiguen su sueño...y los que nos conformamos.

No es necesario que de mi aprobación -que la doy-, pero su pareja, hasta donde yo alcanzo a otear, se encargará de suplir, -o al menos pondrá todo su empeño en ello-, todas las carencias que la lejanía de "La Terriña", le provoquen. Estoy convencido. Es una gran persona.

En representación de todo ese nutrido grupo de nuevos amigos, he tenido la oportunidad de conocer a dos de ellos. He tenido que quitarme la gorra. Su nueva familia, cuñados, suegros...son, según ha comentado, lo más parecido a la propia familia, que uno se puede encontrar.

El lugar, aunque distinto, tiene todo lo necesario para poder disfrutar de los nuevos paisajes que otros nos perdemos al atrincherarnos voluntariamente entre roble y pino gallego.
Todos los lugares del mundo tienen esos rinconcillos que pasarán a formar parte de nuestro enmarañado núcleo de recuerdos. Barcelona no es una excepción.

Pero se le echará de menos, a pesar de WhatsApp, de la tarifa plana de llamadas, y del Skype.
Sentiré morriña de él, cada vez que publique una nueva foto en su muro.
Lo recordaré cada vez que vuelva a comer oreja de cerdo, o pase por Milladoiro camino de Santiago.

Y sí: como ahora, daré plena libertad a mi lacrimal para que haga lo que considere más oportuno.

Y todo eso  será por el enorme, -posiblemente indescriptible-, aprecio que te tengo, Alex.

Desde este lado, no podremos mas que estar atentos a nuestras pantallas para ver como prosperas.

No puede ser de otra forma.

Gracias por salvarme la vida.