domingo, 28 de agosto de 2011

De cine: Super 8

¿ Habéis visto esa película llamada "Super 8", en la que el trailer dice algo así como que "en un pueblecillo tranquilo y apacible comienzan a ocurrir una serie de fenómenos extraños...?
¿ Habéis visto el trailer?
Pues el trailer resume perfectamente la película. Es más: El trailer es la película. El resto son una serie de secuencias sin sustancia, mayormente aburridas de dormirse, donde unos niños son los protagonistas de, por otro lado, una tan absurda como típica historia de la parte cutre de la ciencia ficción.
Ahorraros 14 euros y usad el emule. De hecho, ahorraros el ancho de banda, y bajaros otra cosa.

Hace ya mucho tiempo que el cine se lo curra para montar unos trailers espectaculares donde enganchar al espectador para que se gaste la pasta. Deberían de sacar los oscars a los trailers, que habitualmente es lo único decente de casi cualquier película. De vez en cuando pico, pero seguiré usando el emule para bajarme la peli, y si la historia merece la pena, entonces iré al cine a verla. Y seguirá siendo así hasta que las millonarias producciones dejen de engañar al publico de esta forma tan descarada.
Que ni fenómenos extraños, ni nada. Un puto extraterrestre con sentimientos. Como ET pero mas feo.

jueves, 25 de agosto de 2011

De celebaciones

Podría ser sumamente dañino escribiendo esta entrada justamente hoy, así que, voy a hablar de otra celebración diferente a la que se me acaba de venir a la cabeza, únicamente comparable con una fiesta zombi en un cementerio. Los aniversarios tétricos no los voy a tocar hoy.
En esta entrada, voy a hablar de fiestas mas entretenidas como en la que despedimos al verano. Por que, para quien no lo sepa, ésto que estamos viviendo en pleno agosto es lo que algunos insisten en llamar "verano".
Siempre celebro el inicio del solsticio de verano, habitualmente la noche en la que se inicia oficialmente este periodo estival, dándome un chapuzón medianochero.

Este año, por trabajo ( y por que el compinche con quien  lo celebro se ha enamorado), no ha podido ser, así que en vez de saludar la llegada del calor en la playa y a medianoche, celebraré, quizás con la añoranza de lo que apenas he podido catar, la despedida del verano.
Quizás alguno pueda pensar que se trata de una simple excusa para celebrar en un chalet con piscina una cena-churrasco con los amigos.
Pues también.
Pero principalmente (por lo menos en un 51%), la intención es la despedir el verano.
Soy demasiado celta como para poder evitarlo. Me debo a la naturaleza, y a todo lo que la haga funcionar.
Y no se trata de organizar una congregación al típico estilo de los aquelarres de las brujas de la edad media. Basta con dedicar, incluso mentalmente, esa cerveza fresca que me tomaré, a esa enorme fuerza que hace que todo funcione. Al equilibrio.Y el resto del año aportar mi insignificante granito de arena para agradecer al planeta todo lo que tiene que soportar, con pequeñas acciones que todos deberíamos de seguir, por que no cuesta nada ponerlas en práctica, como apagar los aparatos con posibilidad de "stand-by" bien apagados, las luces que no se usen (es un mito lo de que dejar el fluorescente o bombilla de bajo consumo encendida gaste menos que apagandola: El ahorro de producirá únicamente si desde que apagamos, volvemos a encender en menos de 23 segundos. Si es más tiempo, mejor apaga).Por supuesto, a estas alturas, quien no recicle como poco, orgánicos, papel, cristal y pilas, es un cabrón. Y lo digo así, y me quedo tan ancho. Una pila de reloj gastada, contamina 25000 (veinticinco mil) litros de agua. Un bolsa de plástico tarda cerca de 500 años en bio-degradarse. Usa las bolsas reutilizables para ir al super.  No aceptes bolsas de plástico y, si no te queda mas remedio, o te la pela, no las tires: úsalas todo lo que puedas y luego al contenedor del plástico. Compra pilas recargables. Sí, son un poco mas caras (sólo un poco, no va a ser la ruina de Palmira), pero con que las uses 3 veces amortizaras la compra. Y pueden usarse como poco mil veces. Ese envoltorio de lo que sea que estas consumiendo por la calle, no seas cerdo y no lo tires al suelo con la absurda excusa de "hay que darle trabajo a los barrenderos". Guárdatelo en el bolsillo hasta encontrar una papelera. Que no muerden. Y no te cortes recriminando a los demás lo cerdos que son, si tiran envoltorios al suelo. No dejes la puerta de la nevera abierta mientras te sirves la bebida. El consumo posterior no compensará el ahorro a base de ofertas del carrefur de todo lo que te has comprado. Si compras los yogures marca "ñu" por que son 5 céntimos mas baratos, pero luego dejas la nevera abierta 120 segundos mientras te sirves y bebes el kas de naranja, no solo no valdrá de nada el ahorro en la compra, sino que te saldrá mas caro que un danone.
Lo de sustituir bombillas tradicionales, por bombillas de bajo consumo (o incluso bombillas LED), ademas de hacerte ahorrar dinero en tu factura, te pondrá en un puesto muy alto en el rango de conservadores de la naturaleza. Da igual, si quieres, hazlo por el dinero que te vas a ahorrar y luego miéntele a tus amigos diciendo que vas de ecológico por la vida. Móntatelo como quieras; el caso es que consumas menos electricidad, para que se consuman menos recursos naturales. Además, seguro que eres de los que tiene el cargador del móvil (o cualquier otro cargador de cualquier dispositivo) enchufado, aunque no esté cargando nada. ¿sabes que un cargador por el simple hecho de estar enchufado a la corriente (aunque no se esté usando), consume electricidad, y genera pequeños campos magnéticos que hace que durmamos un poco peor? ¿Que lo tienes en la cabecera de la cama? Tu mismo...Vale, hay cosas que nos da mucho la mala tener que desenchufar simplemente por el rollito ecológico. No hace falta que lo hagas con la lavadora, la tele, el DVD o el PC de sobremesa, pero con esos pequeños cargadores/adaptadores/transformadores que solo usas en momentos puntuales tipo el cargador del movil, de la maquina de afeitar, del MP3...¿qué te cuesta? Todo es crear una pequeña rutina. En cuanto lo hagas media docena de veces luego lo harás sin prestarle atención.Además, es un 5% de tu factura. Cinco euros en una factura de 100€. Tacita a tacita...
¿Y el agua..?
Cuando te cepilles los dientes, grifo cerrado mientras tengas el cepillo en la boca.
Cuando laves la loza, grifo cerrado al enjabonar.
Cuando te afeites, mejor llena el lavabo de agua. En un lavabo caven unos 25 litros de agua. Si abres el grifo mientras te afeitas, consumirás unos 250, como poco. Tu mismo, la vas a pagar tú.
Cuando te duches, no tardes un siglo.Que si, la duchita-relax mientras -por ser suave- fantaseas bajo el agua, mola. Pero todos los días es vicio. Y si eres de los que lava el coche a golpe de mangera, sobre todo en verano, dime quien eres y mento a la madre que te parió. ¿Que tienes pozo? Anda...anda¡¡ El agua que va a parar a tu pozo no es solo tuya. Ademas, el jabón de lavar el coche contamina un huevo. Encima seguro que eres de los que lava el coche cada 15 días. Veras que arañazos cuando veas el capó a contraluz...
¿Tienes fugas de agua? Y, ¿sabias que 10 gotas por minuto (el típico goteo tonto al que no le hacemos demasiado caso del grifo del lavabo), son 2000 litros de agua al año?. También los vas a pagar tú.
¿Y en la oficina? ¿Apagas tu PC cuando te vas? Claro, como no es tuyo...¿para qué?. Y como la corriente la paga la empresa.... Apágalo coño. Que a la empresa le va a dar igual que lo dejes encendido o no. Pero tu aportarás un granito de arena extra. Y otro por el PC de tu compañero, ese que siempre se va como si lo persiguiese el diablo, cuando faltan todavía 5 minutos para que suene la campana...
Si El aire acondicionado lo pones sólo cuando realmente hace calor 8qe nos volvemos muy comodos) la calefacción la bajas a  los 21 grados y te compras esa espumilla adhesiva que cuesta 5 euros para poner bajo las puertas, para que no entre aire caliente o se escape el calor, ahorraras como poco 500 euros al año.
Y no uses el papel como si fuera mentira. Cada 75 paquetes de folios son 7 árboles talados. Y como lo paga la empresa, a ti te la pela. Y no lo tires a la basura: Recicla. Quedarás como dios si pones una caja en tu departamento y le comentas a tus compañeros que el papel usado lo tiren allí. Cuando este llena, al contenedor de papel que seguro que hay en la puerta de tu oficina.
Y aunque suene absurdo, planta un árbol aunque sólo sea una vez en la vida. Un sólo árbol absorberá una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida. Ese árbol que plantes, te dará el aire limpio que respirarás a lo largo de tu vida.
Hay muchas, muchísimas pequeñas cosas que puedes hacer. ¿Por que no haces una? Elije la que te de la gana. Pero hazla. Y cuando lo tengas como rutina, pues otra. Y sin ser un maniatico del ecologismo y el cuidado del planeta, siguiendo solo los rpincipales consejos que he mencionado, (ya ves, ni siquiera todos), tendrás casi una paga extra al año. Cambiando 5 bombillas tradicionales por 5 de bajo consumo, gastando menos agua de la forma comentada, desenchufando cargadores y desactivando el stand-bay de la tele, el monitor del PC, y abriendo la nevera el tiempo necesario, verás un ahorro de 25 euros en la factura de la luz. Doce mensualidades son 300 euros al año. Mas los 500 del ahorro de la calefaccion / aire acondicionado, ya tienes una paga extra. y todo, por no hacer nada.
Vale, las bombillas de bajo consumo cuestan 10 euros (las 5 bombillas) y la espuma de las puertas 5€. Pedazo inversión para ahorrarte 785 euros al año...
Es por eso, pro lo que creo que el que no colabora con la conservacion del medio ambiente y lucha contra el calentamiento global, con estas chorradas, es un cabrón.Y encima idiota, por que gasta mas pasta.
Quizás es por eso pro lo que me puedo permitir estas fiestecillas veraniegas: Por que a lo largo del resto del año, ahorro pasta. Y encima, tengo la conciencia tranquila.

viernes, 19 de agosto de 2011

De cosas que cuadran.

El otro día me topé por la calle con "el trío lalalá". La sumisa, la rata gorda y la que los acompaña: Dos ex-amigos y uno que siempre va con ellos.
Al día siguiente, mientras compartía unas cervezas con mi amigo Fran y su amigo Daniel, este último hizo un breve comentario sobre la "Teoría de la Estupidez Humana" de Carlo María Cipolla. Recomiendo encarecidamente su lectura para comprender el porqué de algunas cosas.

De esta manera, también se me hizo la luz sobre determinados modos de actuación de una señora que tengo como superior, aunque sólo en rango jerárquico.

Cipolla tiene razón cuando comenta que "... a menudo subestimamos la cantidad de estúpidos que nos rodean, así como su potencial para hacer estupideces...".
Y también cuando dice que estos, "...son mas peligrosos que los malvados".

Indica también esta teoría que, "..su capacidad de hacer daño depende de dos factores principales: El factor genético, y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad".
Dicho de otro modo: El estúpido, lo es por predisposición genética (no se hace, sino que se nace estúpido), y además, esto es potenciado por el grado de poder que ocupe en, por ejemplo, una empresa.
Un becario estúpido es menos peligroso que un supervisor estúpido.

Por otro lado, esta teoría es aplicable a otros muchos niveles, además de a los puramente cotidianos, como el económico, motivo principal de su desarollo.
El daño económico que un estúpido con poder puede ocasionar en una empresa, en un gobierno, o en un puesto donde controle medios de alto valor económico, suele ser a menudo devastador.  Y encima, como es estúpido  le dará igual, en el hipotético caso de que llegue a ser consciente de su propia estupidez, cosa que no siempre ocurre.

Hace horas que me no dejan de cuadrarme cosas..



lunes, 15 de agosto de 2011

De fuegos de artificio

El día, de entrada, no prometía. En pleno agosto, en mitad del puente más esperado del año, el día antes de la fecha por excelencia, donde en todos y cada uno de los lugares, pueblos, comarcas, villas y ciudades de Galicia hay una pequeña, mediana o gran fiesta/verbena...y está lloviendo.
"Esto es Galicia", dirán muchos.
¡ Y un cuerno !
El gobierno debería de sacar un decreto ley que prohibiese la lluvia y las bajas temperaturas en puente de agosto.

Un día como este, uno tiene que estar seis horas torrándose al sol en la playa, para luego ponerse un pantalón de blanco lino, sandalias y una camisa bisbalera, y pasarse otras 6 horas torrándose con el bochorno de los locales donde te tienes que atiborrar depredando pimientos, pulpo, calamares, tortilla con chorizo, vinito que venden como bueno, y hacemos como que nos lo creemos, y por ultimo, llegar a casa muerto de cansancio y perpetrar un coito. O dos si son pequeños.

Y en lugar de eso, con esa llovizna infinita sólo te apetece quedarte en casa tirado en el sofá haciendo zapping, con una mantita y un colacao.
Estoy tan indignado que no se si pillarme la tienda de campaña e instalarme delante del ayuntamiento.

Así y todo, uno intenta verle el lado positivo a las cosas aunque a priori no lo aparente y, con vaqueros, camiseta, sudadera, gorra y la reflex, me hago sesenta y dos kilómetros para ir a pasar la tarde con mi novio a Baiona.
Llego, recojo al mozo, y nos vamos a dar una vuelta. En coche. Es que, teniendo en cuenta el clima, todo el mundo se ha atrincherado en las cafeterías y la idea de formar parte de ese bullicio no me excita lo más mínimo.
Qué manía tiene la gente de hacer siempre lo mismo, cuando no tiene planes ni imaginación para montarse un plan:

- ¿Que hacemos?
-No sé...¿vamos a tomar un café?
-Vale.

¡ Pues menudo logro ! 
El café es para antes o después del plan. No es el plan.

Pero gracias a eso, descubrimos una futura ruta senderistico-bicicletera, fruto de la casualidad y mi afán de meterme por caminos por los que nunca he ido.

Un par de horas de coche después nos vamos a cenar y bajamos a ver los fuegos artificiales.
Son las fiestas de Santa Marta, y una pequeña verbena amenaza la localidad, al sonque marca la banda de música de nosedonde, para, a las doce en punto, comenzar la tirada de fuegos artificiales.
Monto el trípode, ajusto equipo y a disparar en a velocidades largas y sensibilidades bajas. De manual, vamos...
Y no se lo he dicho, pero en medio de aquel momento, algo dentro de mi, me ha recordado la suerte que tengo de haberlo conocido.

Algo bueno tenia que tener esta porquería de clima.

viernes, 12 de agosto de 2011

De verano

Yo creo que está mas que demostrado que el verano en Galícia dura mas bien poco. De hecho, es mi día preferido del año. Pero es de ser  malo de los malísimos de la muerte, el que coincidan todos los fines de semana desde hace un wevo de meses, con mal tiempo.
"El tiempo de los ricos", me decía la seño de la limpieza el otro día. Está claro: Solo hace sol de lunes a jueves. Los viernes es simplemente una época de transición y el finde vienta, fría o lluvia.

Pero no quería yo dedicar esta entrada a comentar el tiempo, monólogo de besugos y dialogo de ascensor.
Esto del tiempo viene a cuento por que, desde hace mucho, pero mucho mucho mucho tiempo, quiero retomar esa lejana costumbre que tenia de escaparme con mi novio los fines de semana, por los recovecos idílicos de nuestra desconocida Galicia.
Tengo una larga lista de lugares a los que acudir de merendola con mantita de cuadros y tortilla de tupper, pero para eso es imprescindible como poco una temperatura agradable. Si da el sol, ya...la caña.
Mi lista quizás no sea monotemática, y seguramente peque de fantaseosa, pero es mía y la hago como me da la gana.
Y esa lista la hago a partir de comentarios, fotos exporadicas que veo en internet o fragmentos de vídeo en tv, ya sea en series locales (como REDES donde se graba parte de "Padre Casares"), noticias del telediario,  o cualquier cosa que tenga posibilidades encandilatorias.
Por ejemplo, cuando quise visitar Redes, donde se graba la serie de la TVG "Padre Casares", descubrí que es un pueblecito marinero muyyy pequeño. Tanto, que la serie no se graba íntegramente allí, sino que utilizan una iglesia de Oleiros, amen de otros lugares relativamente lejanos de ese pueblecillo.

Cuando acudí a Finisterre, fui por que esa puesta de sol de la que todo el mundo hablaba, tenia que verla con mis propios ojos y acompañado de mi pareja.

Veigue, es un pueblo costero de A Coruña donde abundan las viviendas unifamiliares, dos pequeñas playas y, no se exactamente el motivo, pero me encuentro tan a gusto allí, que de tener posibles, seria el flamante adquisidor de una casita al lado de la playa en esa villa. También lo conocí por casualidad, pues allí veranean unos amigos que hace mucho que no veo.

Pero no solo están lugares. Mi lista también tiene pequeñas estructuras o edificios. Un pequeño acueducto, unos molinos de agua antiguos, un roble centenario, una forma caprichosa en una roca fruto del paso del tiempo y la erosión, como la playa de las catedrales en Ribadeo....
Tendré que ir, ir ver con mis propios ojos lo que muestra esa fotografia que ha colgado en su muro y que (sin permiso) he tenido que poner como portada de esta entrada, para que os hagais una idea de lo ídilico del lugar; Un mar enorme y azul cortado por un trozo de costa, unas barcas, mucho verde, un paseo que promete ser tranquilo y apacigüador...

Por eso necesito sol. Para ser, si cave, un poco más feliz.