sábado, 28 de mayo de 2011

De despidos masivos

Siempre he sido más partidario de la negociación individual, que de la huelga general. Al menos, me ha funcionado toda la vida. Y los sindicatos nunca me han resuelto nada. Incluso me han buscado algún lío.

Pero mi forma de interactuar con la patronal, no quita que mis intenciones sean muy parecidas a las de los tan odiados sindicatos.
El caso es que, en lo que va de año, mi empresa se ha cargado a mas de 300 compañeros. La mayor parte por obra, -que suena como menos grave, no sé por qué-,  y algún indefinido.

Que si la cosa está cada vez peor, que si esto es un infierno y no sentimos las piernas, que si no hay trabajo para nadie...
Pero confianza y contactillos que tiene uno con los que mandan, me entero, -fíjate tú-, que trabajo, haberlo hailo. Lo que pasa que se lo llevan para Chile y Colombia, donde por 9 horas de trabajo, sin apenas recursos ni formación, y en edificios subvencionados por el estado de esas respectivas localizaciones,  una persona que hace lo mismo que yo, pero peor, cobra algo menos de 450 euros. Pagas extras incluidas. Bueno, mejor dicho:prorrateadas. Rateadas para los amigos.

Aquí, nos dicen que no hay trabajo. Y punto pelota.
Hoy se han celebrado paros de una hora por turno. Ha estado la tele, la radio, la policía...pero han tenido los santos wevos de comentar que se continuará despidiendo gente.
Se han aportado las pruebas necesarias para demostrar que nuestro trabajo se lo llevan fuera...pero siguen despidiendo gente.

Por otro lado, en un nuevo servicio, hay que cubrir 20 puestos. Podrían cubrirlos con parte de los que han despedido, pero eso implicaría hacerles otro contrato, y por tanto, convertirlos a indefinidos. O lo que es lo mismo: A la empresa le saldría un poco -solo un poco- mas caro despedirlos en el futuro.
Pero es prácticamente imposible cubrirlos, por que apenas hay gente. Y el trabajo consiste en atender un teléfono, no se necesitan estudios. Encima, los pocos que se pasan a curiosear, se van, diciendo lindezas del tipo "yo si es en horario de tarde, paso, que me quedo sin playita".
Claro, entonces me pregunto para mis adentros: ¿Nos lo merecemos?
Di tu que es una mierda de trabajo, que estresa, no te aporta nada, y lo mejor que te puede ocurrir, es el equivalente a que te hagan "empleado del mes en un macdonalds". Pero coño, son casi 800 euros por atender un teléfono durante 6 horas, fines de semana y festivos libres, aire acondicionado, cafetera de empresa, ...y sí: sigue siendo una mierda de trabajo. Pero que digo yo, que peor será cobrar lo mismo por subirse a un andamio a media jornada. O estar asfaltando una carretera en pleno verano. O cavar una zanja. O ser guardia civil de tráfico.O vender enciclopedias o seguros por las puertas. 
Antes la gente empezaba desde abajo y trataba de ir subiendo, o trepando, según la actitud de cada cual.
Pero es que ahora, o quieren directamente el puesto de gerente, o son unos vagos del 15.
¿Qué está ocurriendo?
Yo, que me aspen, no lo entiendo.
A lo mejor es que ha cambiado la cosa y ahora lo normal es empezar desde arriba e ir bajando. O quizas la gente quiera empezar cobrando, -y esto es verídico aunque sólo conozco un caso-, 1500 euros mas pagas extras por 6 horas de trabajo.
Yo creo que no me he vuelto conformista, y lo digo -como dice una ex amiga cabrona-, "con el corazón en la mano". Pero las cosas hay que hacerlas poco a poco. Así me lo aprendí yo.


Y esto que pienso, lo pienso aun sabiendo que hay 4 millones de personas que se pasan el día berreando por que no hay trabajo. Pero se lo ofreces, y no lo quieren.
Y si, lo digo de nuevo: Ni es el mejor sueldo del mundo, ni el mejor trabajo del mundo, pero coño mejor que sin un duro se estará, ¿no?.
Esta tarde le comenté a un amigo de 34 años, hipotecado hasta los 64, coche de 9 años, pareja también en el paro aunque cobrando un subsidio de 780 euros hasta septiembre, que me diese un curriculum de el y de su mujer. Y me dijo que bueno, que de momento iban a ver si le salia algo "de lo suyo". Vamos, que no hay urgencia. Es que a lo mejor, dentro de un mes, ya no puedo ofrecerte esta posibilidad, -dije yo-.
Maloserá, -me dijo él-. Y encima, me invitó a la cañita. "Que no tendré un duro, pero mientras tenga para unas cañitas...."
Pues eso: por mi, como si se va a la mierda o a Chile todo. 
Si lo estamos pidiendo a gritos.

1 comentario: