martes, 20 de diciembre de 2011

De aquellos lodos....

Mira que lo intento, y no hay forma de poder sacarme de la cabeza las tonterías que el máximo representante de la derecha escupe por esa boquita de piñón, cada vez que la abre...
Nunca dice nada concreto. Se dedica una y otra vez a repetir obviedades, a marear la perdiz, a cambiar de tema o a contraatacar con un "y tu mas", cuando ya no puede escabullirse por falta de argumentos tópicos.

Frases, -sólo eso-, bonitas, pomposas y supermegapositivasdelamuerte, pero que sólo sirven para llenar los minutos destinados a pasar por ese tramite llamado "debate de investidura".

Por que, ¿que quiere decir cuando dice "...cumplirá la ley"? Nos ha jodido. Solo faltaba que reconociese el primer día de curre, que se va a pasar el protocolo por el forro, y además en público.

Supongo que ya todos estamos acostumbrados a que los políticos  hablen en ese lenguaje tan patético, donde lo importante es llenar tiempo diciendo lo imprescindible, por si, sin querer, nos comprometemos a algo, nos contradecimos, o metemos la pata de cualquier forma.
Así salen los discursos, con frases del tipo "Trabajaremos para España. Trabajaremos para los españoles. Trabajaremos para mejorar. Trabajaremos duro. Trabajaremos todo lo que sea necesario...".
Esa frase, amen de su cutrez por lo obvio de su construcción, se ha pronunciado con una pausa de 2 o 3 segundos entre punto y punto. Total, que ha durado 25 segundos, cuando debería de haber durado cero. No debería de haber formado parte de ningún discurso.. Es de esperar que el presidente de un partido y de un país haga todo eso. ¿A qué repetirlo tan lentamente?
¿Será que lo que quiere decir es que cuando dice "nosotros", se refiere precisamente a los que curramos? ¿A los ciudadanos? ¿Los que no ganan 80mil euros al año + dietas+vivienda+servicios de comunicaciones+chofer+viajes...?
Si, supongo que se refiere a nosotros, lo que tenemos que decidir cada mes entre cambiar las ruedas o jugárnosla otro mes, para poder pagar la gasolina y seguir yendo a trabajar...
¿Y que significa?

Pero mas allá de estos discursos tan previsibles, aburridos y vacíos, que forma parte de la tradición de actos que cuestan dinero y no revelan ninguna novedad, mas allá de las tan habituales y monótonas replicas y contra-replicas, donde quien pregunta sabe que no obtendrá respuesta, y quien responde, sabe que no tiene que responder, por que no sabe como hacerlo, e incluso mas allá de todo lo que conforma un acto insulso, aliñado con ideologia ultra-conservadora, nos ha quedado cristalinamente clara una cosa. Mas bien, una sensación: Miedo.
Miedo pro lo que deja entrever, sin atreverse a llamar a las cosas por su nombre.
Miedo cuando deja escapar esas negras sombras que planean sobre beneficios para empresas y recorte de derechos para empleados. Miedo cuando habla de miles de millones que se facilitaran del erario público a la banca privada, para tapar los agujerillos de los últimos tempos. Miedo cuando se rondan los recortes sociales sin mencionarlos directamente, con el único fin de sacar el tema y poco a poco ir atacándolo en su propio beneficio, como hacen habitualmente. Miedo cuando se habla del recibo de la electricidad, el gas, ls comunicaciones, impuestos urbanos, subidas comisionales de todo  a lo que se le pueda aplicar una comisión...
Está todo tan, pero tan legislado y fiscalizado, que ahora solo podemos que re-fiscalizar la legislación, o re-legislar la fiscalización. Si a efecto, da igual...
Si no tienes dinero, tienes miedo.
Por que ya no podemos apretarnos mas el cinturón. De hecho, lo hemos vendido y nos hemos comprado una cuerda de esparto para que no se nos caigan los pantalones.
Por que sube todo menos nuestro sueldo. Que hay quienes tenemos la subida salarial congelada desde hace años. En cualquier caso, cobrar 2,37 euros mas cada mes, parece un vacile. Tendrían que subir la suma de lo que sube todo lo que tenemos que pagar. Dos euros y pico. Qué cachondos...
Con la última subida de la gasolina, me harían falta solo para combustible, 15 euros mas al mes.

Pero ya sabíamos que ocurriría todo esto, ¿verdad? O al menos, ya nos lo imaginábamos.
Los votantes de derechas le echan la culpa a la izquierda. La izquierda a la burbuja y la especulación y la crisis MUN-DI-AL (que no os acabáis de enterar), y los votantes de izquierdas, como no le pueden votar al PP, y  ademas están cansados de la situación gestionada por el PSOE (les ha tocado mientras mandaban... la vida...), deciden votar a grupos minoritarios. Resultado: Gana el PP por que sus votantes jamas utilizaran el sentido común ni admitirán errores o rectificaciones pro que nunca se equivocan en nada,  e irán como corderitos a votar lo que papá, mamá y por supuesto la abuela, rodeada de collares, les indique, después de engalanar el balcón con la bandera de este nuestro país, anticipando así una victoria que no han conseguido por méritos propios.

Decía el otro día una frase:
"Hemos pasado de tener el peor presidente de la historia, a estar presididos por el tipo que ha perdido dos veces contra él".

Y lo peor está por llegar.
Vereis que risas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario