sábado, 3 de diciembre de 2011

De palabras frecuentes

Todos hemos odio alguna vez aquello de que "internet es un lugar donde se concentra toda la pornografía, mentira y falta de valores".
Personalmente, mis coqueteos con el rollito de las comunicaciones a través de un ordenador, se remotan a épocas en las que no había internet. Ni siquiera aquellas arcaicas bbs´s que costaban un pico de llamada telefónica. Creo que empecé a juguetear con estas cosas cuando las comunicaciones se realizaban a través de ondas de radio con equipos de radio aficionado. Radio-packet, lo bautizaron. Ahora se llama Wifi, y lo lanzan como un invento novísimo y mega-revolucionario.
Está claro que cuando a una cosa la das un lavado de cara, tienes el derecho a auto-proclamarte inventor revolucionario, y poner un nombre a tu modificación diciendo que ha sido un invento que nada tiene que ver con lo hasta ahora conocido. Lo mismo pasa con el formato panorámico de las pantallas. Decir que ha sido un invento, es cargarse de un plumazo un buen numero de evoluciones. Que el formato panorámico ya existe desde que tenemos dos ojos en la cara...

En cualquier caso, decía que hace mucho tiempo que mis dedos repiquetean en un teclado. Tanto, que he aprendido mecanografía sin estudiarla, y la he vuelto a olvidar. Dos veces.
Y sí, es cierto que a lo largo de tanto tiempo, uno se encuentra con cosas de todo tipo. Incluso buenas.

Es cierto también, que desde hace media docena de años a esta parte, la evolución tecnológica ha dado un acelerón tan grande, que ya sabemos qué cosas se van a inventar con años de antelación. Es como la teoría de la relatividad, a nivel gaget. Ya sabemos que dentro de 15 años nuestra ropa se auto-secará, auto-lavará, y auto-empaquetará.
Sabemos que las comunicaciones dejaran de pasar por llevar encima un trasto, llámese movil, llámese tablet, llámese portatil. Unas lentillas que ademas de permitirnos ver al mas puro estilo robocop, permitirán tomar datos de nuestra tensión, glucosa, etc, etc, y comunicarse automáticamente con un centro medico en caso de riesgo, para que la ambulancia nos geo-localice. Sin necesidad de abrir la boca.
Incluso sabemos, muchos, pero muchos años antes de que se coloque el primer ladrillo, e incluso antes de que se decida la ubicación, cuanta inteligencia albergará un edificio de viviendas, como se deformará en caso de derrumbe, si podrá resistir inclemencias o ataques y de qué tipo, cuanto costará construirlo y cuanto se tardará, quienes vivirán en él y durante cuanto tiempo, que impacto tendrá respecto al medio ambiente...

Hemos llegado a la luna, superado epidemias mundiales, desastres ecológicos a nivel global, crisis económicas...
Incluso dentro de nada podremos poner un chalecito espacial en marte.
Y todos estos logros, todos estos avances tecnológicos, todas y cada una de las buenas noticias a nivel medico y sanitario, todo ese montón de años de evolución desenfreno tecnológico y artístico, todo todo, todo, para que la palabra más buscada en internet sea "Puta".

Personalmente, no lo entiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario