viernes, 24 de diciembre de 2010

De madrugones navideños

8:00Hrs
Se conecta la radio (despertador) y una voz amable me invita a quedarme en cama en una fecha tan navideña y familiar como esta, debido, principalmente, al caos circulatorio y el frio en negativo que no se acerca ni de lejos a la peor sensación térmica.

Durante el café matutino, no encuentro algo que me abrigue lo suficiente en mi armario.
Subo una persiana y se me congelan las ideas. Todos los coches son blancos.
Tengo que hacerme 35 kilómetros para sentarme delante de una pantalla llena de celdillas con números, con una pausa de 25 minutos para brindar con crema de orujo. Hoy brindaremos únicamente 6 compañeros. Los otros 30 no trabajan. Afortunados ellos.
En días como hoy, me pregunto, exactamente por qué es dulce, la navidad, navidad...
Eso sí, al salir, tendré que hacerme entre idas, venidas y recogidas de personal para la cena, unos doscientos kilómetros.
Señores conductores: Háganlo bien. (Es que las señoras conductoras, casi siempre lo hacen mejor).
Cedan el paso a papá Noel.
Qué sueño, madredelamorhermoso....

No hay comentarios:

Publicar un comentario