miércoles, 6 de octubre de 2010

Ai shiteru Itsumademo (te quiero)

En ocasiones, uno se encuentra con un oasis, donde todo parece apaciguarse.
Es como vivir en la selva del olvido, donde nunca pasa nada, donde nunca hay consecuencias.

Por azares de la vida, me he topado (o mejor dicho, me han mandado) un enlace a un video de youtube. Pero como ya no está disponible, hago un copipaste del texto. La musica.. quizas mas adelante.
Lo lees, y luego reflexionas.
Dedícate 90 segundos a reflexionar. Que es gratis. Y fijo que hace semanas que no lo haces.

Y luego ya me dices si ha saltado algún resorte dentro de ti, o si has seguido con tu vida anodina y rutinaria, sin inmutarte, en cuyo caso deberías de mirartelo.
Por que eso que acabas de leer es profundo. La descripción literal de lo que todos alguna vez hemos sentido, pero que nunca hemos sabido explicar.
Las mariposas estomacales.

Dice asi:

En cabellos como la noche desee en algún momento perderme,
En tus lagunas castañas ensoñe en ocasiones languidecerme.
Y si en barreras tersas como las de tus labios pude ahogarme,
Con suaves caricias y tiernos besos conseguiste sofocarme.
Gotas de rocío de mis mejillas brotaban, y mostraban, la ternura,
Y los sonidos de tu respiración, acallaban, mas silenciaban, la locura.

Si faltases y sin ninguna duda, te rescataría, haría que la muerte huya,
Ofrecería años de mi vida a cambio de minutos de la tuya.
Si me permites demostrarlo, cambiaria el rumbo del destino,
Haría que el mundo parase, y mejorara nuestro sino.

Cortaría los hilos de nuestras vidas pasadas,
Pondría un nuevo comienzo en esta historia.
Clamaría al cielo por sonrisas anheladas,
Fabricaría algo palpable de mi cordura ilusoria.

No deseo significar un mundo para ti,
Aunque tú seas un universo para mí.
Solo dejo que las palabras inunden mi cabeza,
Con solo un gesto amable tendré la certeza,
De que mi vida tenga coherencia, de que a ti haga referencia,
Que solo haciéndote feliz, consiga al fin mi tendencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario